Nuestra Redes Sociales

El pasado 4 de febrero, se presentó un episodio terrible en Argentina, específicamente en Buenos Aires, en la cual centenas de argentinos sufrieron las consecuencias de una ya regular incompetencia con respecto a la lucha contra el narcotráfico, donde otra vez, la que más sufre es la familia.

Durante estas semanas, se presentaron decenas de personas a terapia intensiva tras haberse envenenado. Al parecer, luego de las investigaciones, se dio a conocer la razón de la situación, estas mismas, se habrían intoxicado con cocaína modificada según marcaron los registros. La cocaína al parecer contenía un derivado del fentanilo (este opioide sintético posee una potencia 10.000 veces más fuerte que la morfina) la cual es usada frecuentemente como anestesia para animales.

Este suceso, a día de hoy, generó la muerte de 24 personas y la intoxicación de 80 personas alrededor de todo el país y más precisamente en Buenos Aires, donde los más afectados, no solo son los mismos que hoy están padeciendo las consecuencias de consumir esta sustancia, sino que también perdieron las personas que las rodean. Mas allá de eso, se ve que la situación de abstinencia que se produjo durante la hospitalización, fue mucho mayor que la conciencia creada tras esta, ya que la mayoría de los casos reportados y recuperados dentro de los centros de salud, volvieron a estos mismos días e incluso horas después de lo ocurrido, tras haberse intoxicado nuevamente.

Los efectos que puede causar el consumo de drogas, especialmente las que mayor adicción provocan, no son leves, y no se deben pasar en alto. En el caso de la cocaína, suelen derivar en irritabilidad, inquietud y paranoia, e incluso puede causar un episodio total de psicosis paranoica en el que se pierde el sentido de la realidad y se sufre de alucinaciones auditivas.

Hoy nos enfrentamos a una situación social débil, donde queda al desnudo la situación del país con respecto al narcotráfico, donde la mayor medida que se tomó, fue una frase icónica, digna de lamentos y abucheos “aquellos que compraron droga en las últimas 24hs, tírenla”, ¿realmente hay que aceptar esto? ¿Realmente esto es lo que un pueblo merece? Día a día se suman los casos por esta contaminación, y lo único que sucede es que los mandatarios que en teoría están capacitados, se exhortan de toda culpa, justo como lo hizo Berni con Aníbal Fernández, o payasadas como “el gobierno no está preparado para combatir al narcotráfico”, se ve que la incompetencia se hizo costumbre.

¿Realmente la lucha contra el narcotráfico está encaminada a mejorar? ¿O solamente vamos a ignorar lo ocurrido y fingir que no paso nada?

Por: Ulises Llover

Continue Reading
Advertisement