Nuestra Redes Sociales

Podemos reconocer en la actualidad dos tipos de impresión 3D, la estereolitografía y la tecnología FDM. No obstante, se está trabajando en un nuevo método, en base a las ondas sonoras, y su desarrollo promete.

Esta tecnología es conocida como impresión por sonido directo (DSP), y fue desarrollada por un grupo de científicos de la Universidad Concordia de Canadá. Un artículo explica el proceso en Nature Communications.

Se utiliza la focalización de ondas de ultrasonido, creando así reacciones químicas que generan pequeñas burbujas que pueden llegar a crear geometrías complejas que no pueden realizarse con las técnicas mencionadas anteriormente. Esta es una técnica que existe en otros rubros, y se utiliza, por ejemplo, para la destrucción de tejidos tumorales.

“Descubrimos que, si utilizamos un determinado tipo de ultrasonido con una frecuencia y potencia determinadas, podemos crear regiones muy locales y muy focalizadas de reacción química”, comenta Mohsen Habibi, uno de los autores del artículo. “Básicamente, las burbujas pueden utilizarse como reactores para impulsar reacciones químicas que transformen la resina líquida en sólidos o semisólidos”.

También cuenta con la capacidad para imprimir de forma no invasiva, estructuras dentro de otras con superficies opacas.

El grupo de investigación experimentó con un polímero utilizado en el moldeado laminado llamado polidimetilsiloxano (PDSM). De momento sólo se detuvieron a crear productos cerámicos, pero pronto planean la utilización de otros materiales, hasta llegar al metal puro.

Los científicos creen que la diversidad del DSP puede beneficiar a las industrias que requieren determinados equipos, como la ingeniería o la industria aeroespacial. Se cree también que, puede tener una gran importancia en el ámbito médico.

Por: Guido Serenelli

Continue Reading
Advertisement