Nuestra Redes Sociales

Desde nuestra última visita a la Luna en 1972 con la misión Apolo 17 y la cancelación de los Apolos  18,19 y 20 por falta de fondos, ninguna empresa aeroespacial se ha atrevido a presentar un proyecto de dicha magnitud. Sin embargo, el notable avance tecnológico y la propuesta y experimentación de diversos programas presumen nuevas misiones a nuestro satélite natural y a otros lugares del espacio profundo.

Uno de los proyectos más comprometedores de la actualidad es el denominado Programa Artemisa, el cual consta hasta ahora de 3 misiones: Artemisa I, II y III. Su objetivo principal no es volver a llevar personas a la Luna, sino más bien poder establecer bases estables y aprovechar nuestro satélite natural para distintas funciones. El proyecto, si sale tal y como fue planeado, romperá dos records a destacar: será la nave espacial preparada para transportar personas que más se aleje  de la tierra (437,321 Km) y, además, llevará a la primera mujer a la Luna. Este programa, al igual que el Programa Apolo, es liderado por la NASA. No obstante, el Programa Artemis posee colaboraciones de otras empresas aeroespaciales como la ESA, JAXA y otras 4 agencias más que en conjunto desarrollan e invierten en el mismo fin.

El programa fue presentado e iniciado en diciembre de 2017 y a fines de este mes, el 29 de agosto, podremos presenciar la primera misión del mismo: Artemisa I. Esta primera parte del proyecto consiste en una misión no tripulada que orbitará la Luna a una altura de 100Km en promedio y una duración total de 25,5 días. El objetivo principal es probar el equipamiento, necesidades y recorrido de la misión, y posteriormente transportar personas de forma segura.

El equipo a utilizar en el programa es el cohete espacial denominado SLS y la nave espacial Orión, sin dejar de lado el complejo de lanzamiento 39B, ubicado en Cabo Cañaveral. El cohete es un sistema de propulsión superpesado y desechable, es decir, no permite su reutilización en misiones futuras; otro dato a destacar es que se denomina como el cohete más potente desarrollado hasta la fecha, utilizando combustible criogénico, generará un empuje de 8,8 millones de libras para un peso de 6 millones de libras. Por otro lado, la nave espacial Orión es donde se albergarán los astronautas y sus respectivas necesidades,  posee tecnología de última generación y sistemas nunca antes usados en naves espaciales, por ejemplo, cuando esta nave se desprenda del cohete SLS desplegará 4 paneles solares de 7 metros de longitud para así autoabastecerse de energía. También posee un sistema de eyección en caso de algún accidente externo o interno del sistema. La misión prevé además desplegar pequeños satélites denominados Cubesats para así probar y demostrar la tecnología de éstos.

Si la misión Artemisa I concluye de forma efectiva, los pasos planteados a seguir son variados. Si bien lo que continúa sería la misión Artemisa II, la cual utilizaría otra trayectoria respecto a Artemisa I y llevaría a bordo a nuevos astronautas con el objetivo de construir y utilizar sistemas para futuros alunizajes, demostraría que el conjunto del SLS y la nave Orión en conjunto son efectivos y por tanto, abriría un gran abanico de nuevos programas a distintos lugares del espacio profundo como Marte y otros destinos.

El hecho se llevará a cabo el 29 de agosto como ya fue nombrado anteriormente, y podrá presenciarse de forma online y en vivo desde la página oficial de la NASA a las 9:33 A.M. (horario argentina), aunque todavía es incierto el horario preciso. A continuación, se presenta el link a la página oficial de la NASA donde podrás ver la transmisión en vivo, obtener mayor información del programa y simuladores de la misión.

Por: Santiago Dorsch

Continue Reading
Advertisement