Nuestra Redes Sociales

En este artículo vamos a hablar sobre este tema teniendo en cuenta que el mismo tiene diversas interpretaciones… hablaremos de sus causas y consecuencias, porqué está tomando tanta relevancia, sus clasificaciones, sus terminologías, entre otras cosas. Todo esto con el objetivo de buscar dar una especie de guía básica para entender esta temática la cual es cada vez tratada de forma más cercana y con mayor frecuencia.(con la construcción del párrafo ya puedo imaginar que es algo de lo que se habla cada vez más entonces esta parte suena reiterante)

“TERMINOS”

Esto va a ser un pie para comenzar a desarrollar los diferentes términos que se pueden relacionar y entender con la palabra “Tecnofilia”:

  • afición a la tecnología. Esta puede, en algunos casos, llegar a la adicción, pero en general es aquella en la cual la persona tiene un apego a algún dispositivo tecnológico, medio de entretenimiento digital, o redes sociales; pudiendo denotar una obsesión que escala en diferentes grados de complejidad…

 

  • fanatismo por la tecnología. Este tipo de mentalidad puede provocar que la persona sienta que necesidades respecto a los dispositivos tecnológicos. Estos pueden ir desde un impulso consumista, los “tecnobobos” con la aparente necesidad de tener dispositivos tecnológicos de tope de gama; y los que tienen una fe ciega en los avances tecnológicos. Otra cosa que también sucede dentro de esta categoría es el llamado Aprendizaje mágico.

 

  • Los GEEKS. Para los que no estén familiarizados con el término, es básicamente la evolución lógica del Nerd. Este mismo busca la concentración en sus trabajos o aficiones de índole, técnica o tecnología, por encima de la aceptación social, mejor dicho, busca, en la mayoría de ocasiones, la aceptación de sus pares demostrándose orgulloso por el estilo de vida que lleva.

 

Adicción a la tecnología:

para empezar a desarrollar en profundidad este apartado hay que hablar de porqué surge y va en aumento, ya que si bien, ocupar diversas tecnologías para nuestro bienestar en el día a día, ya sea para satisfacer nuestras necesidades o darnos un leve gusto, no es malo en sí mismo, al igual que en todos los aspectos de la vida debemos fijar bien los límites que separan el buen uso del abuso de las mismas.

De caer en la adicción estas pasarán de un gusto a ser una necesidad. Se debe tener en cuenta que la edad de la mayoría de personas que entran en estas categorías son adolescentes y niños, por lo tanto, parte de la responsabilidad recae en los padres.

Tipos:

  • Adicción al teléfono celular (Nomofobia): puede ser muy perjudicial para el vivir diario de una persona si la padece, ya que usualmente se está usando todo el día el teléfono celular, las consecuencias incluyen la no realización de actividades gratificantes, problemas de pareja y/o familiares, entre otros. Cuando su dependencia es muy fuerte, las personas llegan a sentir ansiedad al dejar el teléfono en casa.

 

  • Redes sociales: sienten la necesidad de vivir conectados continuamente con estos medios digitales. Genera ansiedad social, y paranoia.

 

  • Videojuegos: la persona se hace totalmente dependiente, de manera mental y/o física a estos medios tecnológicos, que producen, la sensación de bienestar. Estas parecen estar absortos al jugar, sin atender cuando se le llama, usualmente no apartan la vista de la televisión al momento de jugar, perdiendo interés en cualquier tipo de actividad ajena a los videojuegos. Se establece un distanciamiento de la familia.

 

En caso de los jóvenes pueden empezar a bajar sus calificaciones, y por último se generan trastornos de sueño, ya que juegan hasta altas horas de la noche.

 

  • Computador e Internet: demasiado tiempo su computadora. Ya sea para realizar cualquier actividad mencionada anteriormente, o por otros motivos, las personas que mayoritariamente ocupan en exceso el internet, son aquellos con problemas para establecer relaciones sociales o afectivas cercanas.

En internet, es sencillo conseguir relacionarse gracias al anonimato y desinhibición que este entrega, aunque puedan resultar más efímeras.

Se ha visto un aumento en la cantidad de personas mayores a 50 años que apuestan en línea, ya que existen muchas páginas en la que es posible apostar sobre eventos deportivos o jugar partidas de póquer, entre otras. De este modo, muchas personas canalizan parte de su adicción al juego a través de ellas.

 

Fanatismo por la tecnología.

 

  • Consumistas y “tecnobobos”: sienten la necesidad de cambiar constantemente sus dispositivos electrónicos, o inclusive comprar aquellos a los cuales no les sacarán partido o directamente no les eran necesarios.

En el caso de los “tecnobobos” esto se da de peor manera, intentan conseguir la marca con mayor renombre a pesar de que el precio no venga ligado a la calidad del producto.

 

  • “Los creyentes de la tecnología”: están de acuerdo siempre de forma sistemática con la tecnología, siempre viéndolo de forma positiva con la mirada en el “futuro”, sin pensar en que tal vez no siempre sea así.

 

  • “Los expertos”: Estos son un tipo cada vez más común, el cual cree que por leer 4 renglones de cualquier tema en internet ya está capacitado para hablar sobre dicho tema como si fuera un profesional, a pesar de que no tienen idea de lo que están diciendo. Creyéndose superiores, sabios, o una especie de biblioteca de Alejandría que todo lo sabe; con el suficiente ego de corregir a todo el mundo, como si hubiesen tenido un “aprendizaje mágico”.

En conclusión, La tecnofilia es un término bastante abarcativo, incluye desde adicciones, comportamientos, ideas, colectivos, estilos de vida, y hobbies. Mi objetivo a la hora de escribir este artículo era hacer más asequible la búsqueda de información de todo tipo sobre este tema, como siempre, con esta clase de adicciones, que está al alcance de todos los jóvenes, hay que tener extrema precaución, no incentivarla, y tener mano dura ante los primeros indicios de alguna de las adicciones mencionadas. Por otro lado, los fanáticos de la tecnología, no tienen ninguna relación con los adictos, simplemente son formas de actuar o pensar.

Para terminar, el geek que lo toma como una forma de vida o hobbie no se lo considera un fanático, ni tampoco debe ser confundido con los adictos, dado que su actividad resulta beneficiosa por los conocimientos que aporta en la parte de programación, informática, y otras materias de índole tecnológica. En el caso de que lo tome como un hobbie, resulta perfectamente saludable ya sea el jugar videojuegos con moderación, o el disfrutar de series o lecturas de fantasía o ciencia ficción.

Por: Ivan Raminger

Continue Reading
Advertisement