Nuestra Redes Sociales

El pasado martes 12 de abril, en la facultad de Filosofía y Letras ocurrió un evento sin precedentes que dejo sin palabras a toda la Universidad de Buenos Aires.

El martes previo al inicio de la semana santa, tuvo lugar un incidente que terminó en una batalla campal entre partidos políticos de la misma universidad, el mismo ocurrió entre tres agrupaciones estudiantiles de izquierda, pertenecientes a los partidos de Nuevo Mas, el Partido Obrero y el partido de los Trabajadores Socialistas. El mismo supuestamente se originó porque uno de los grupos rompió un cartel en apoyo a estudiantes detenidos por manifestarse en la vía pública, que habría sido colgado por el otro grupo.

La batalla campal, no solo fue protagonizada por los mismos estudiantes, sino también se conformó por integrantes de los partidos previamente dichos, quienes se sumaron a la pelea, generando una maza de gente peleando en una especie de guerra.

Hablando de consecuencias, la cursada del último turno (21 a 23hs) tuvo que ser suspendida mediante un comunicado oficial de la facultad. Además, se convocó una sesión extraordinaria del consejo directivo, con fecha fijada el lunes 18 de abril, para llegar a un acuerdo y aplicación de las sanciones correspondiente que este hecho conlleva y, considerando el tiempo y clases que se perdieron durante estos conflictivos años,

Resulta irónico, pensar que el espacio por excelencia donde las palabras y las reflexiones deberían reinar, terminan siendo gobernadas por ese primitivo impulso de terminar los problemas con la fuerza bruta y la incapacidad de resolverlo a través del dialogo.

Comenzando el análisis desde la razón de ser de los hechos, podemos darnos cuenta la intolerancia dentro de estos ámbitos, y si nos ponemos a ver detenidamente, esto no es más que el calco de la política real, llevada a una menor escala, donde actos como estos no son más que pequeñeces a comparación de lo que ocurre en elecciones a nivel municipal, sin mencionar un nivel provincial o nacional. Y así es la política, así fue siempre, y así seguirá siendo, y mientras exista una discrepancia dentro de los pensamientos, así continuará, porque esta es la naturaleza egoísta y codiciosa del hombre, capaz de sobrepasar la voluntad del otro con tal de cumplir sus deseos.

Si así es la política universitaria, ¿cómo piensan que va a seguir siendo el futuro de la política?

Por: Ulises Llover

Continue Reading
Advertisement