Nuestra Redes Sociales

Hace algunos meses escribí un artículo para Megáforo, analizando las pocas ideas similares entre los partidos que conforman Juntos por el Cambio, la coalición más importante del país. En ese escrito, critiqué que lo único que de verdad une a los partidos que forman parte de la coalición (PRO, UCR, CC y ERF) es el anikirchnerismo, y que no existe un plan estratégico común, sino un discurso basado en que “son mejores que el kirchnerismo”.

Esta coalición de partidos antikirchneristas funcionó electoralmente en las elecciones ejecutivas del 2015, y en las legislativas de 2017 y 2021. En el 2015, Mauricio Macri fue electo presidente, pero este triunfo no se pudo repetir en 2019, puesto que, la coalición exitosa en términos electorales, no fue exitosa a la hora de gobernar, ya que no se compartía un plan de gobierno entre los diferentes partidos. Este desencuentro culminó con la derrota en 2019 y la vuelta del kirchnerismo al poder.

Una vez contextualizada la situación, el hecho que motivó la segunda parte de este artículo, fue la polémica aparición de Facundo Manes en “La Cornisa”, programa conducido por Luis Majul, donde aseguró que Macri llevó a cabo “populismo institucional”, y repitió la teoría formulada por el kirchnerismo de que el en su momento presidente espió a su oposición, pero también a integrantes de su propio gobierno.

De inmediato, la gran mayoría de las personalidades importantes de JxC manifestaron su opinión acerca de los dichos del neurocientífico. Los dirigentes del PRO se mostraron en contra de las declaraciones del diputado, al igual que los dirigentes de la Coalición Cívica y del Peronismo Republicano.

Por otra parte, el radicalismo, partido del que Facundo Manes forma parte, se mostró muy dividido ante esta situación. El sector denominado “Evolución Radical”, cuyos principales referentes son Martín Lousteau y Rodrigo De Loredo, entre otros, salieron al cruce con Manes. Luego de las inoportunas declaraciones, Lousteau apareció en A24. “No estoy de acuerdo con los dichos de Manes”, aseguró en el programa de Maxi Montenegro.

Desde la dirección del partido que preside Gerardo Morales, principal competidor de Manes en la carrera por ser el precandidato a presidente del partido en las PASO del 2023, dieron a conocer un comunicado para nada favorable para el diputado. “Cualquier manifestación que se aparte de ese rumbo, no importa de donde provenga, lesiona la esperanza que venimos construyendo desde JxC“, señaló el comunicado. Además, este mismo cerró con una frase dirigida a Manes: “Es tiempo de aprender: cuidar este anhelo de los argentinos es responsabilidad de todos“.

Una declaración muy diferente fue la del Comité Radical de la provincia de Buenos Aires, presidido por Maxi Abad. Desde el comité provincia, salieron a bancar a Manes, diciendo que “La UCR de la provincia de Buenos Aires trabaja, milita y sostiene la unidad de JxC para derrotar al kirchnerismo. Y precisamente por eso, entendemos que la pluralidad, el debate, la discusión sincera y la transparencia son el camino hacia el progreso y el desarrollo nacional”.

Esta situación evidencia dos cuestiones fundamentales a analizar. La primera, que ni siquiera dentro de los partidos que conforman JxC hay unidad, por lo que menos aún se puede esperar que exista unidad dentro de la coalición.

Por otro lado, no dejar de resaltar la muy negativa reacción de los dirigentes del PRO, quienes, antes que abogar por el diálogo y la construcción de un consenso, decidieron hacer lo mismo que criticaron de Manes, ya que luego de sus declaraciones, dirigentes como Fernando Iglesias, publicaron en Twitter algunas frases muy discutibles. “El que trajo al neurocoso que se lo lleve”, twitteó el diputado del PRO, subestimando a Facundo Manes y atacándolo, lo mismo de lo que se le acusa a Manes de hacer con Macri. Además, siendo totalmente inconsistente con sus dichos anteriores, Iglesias avaló el comunicado de la UCR, donde afirma que las manifestaciones que se aparten de la unidad de la coalición lesionan la esperanza que construyen. Entonces, está de acuerdo con que todas las manifestaciones en contra de la unidad, sin importar de donde provengan, están mal, y a su vez sale a criticar e insultar duramente a Manes, miembro de su coalición.

Es también necesario destacar las declaraciones de Alfredo Cornejo, ex gobernador de Mendoza, quien aseguró que, cuando Morales o Carrió han dicho cosas peores sobre miembros de JxC, nadie se escandalizó tanto como con los dichos de Manes. ¿Los dirigentes de la coalición tienen algo contra Manes? ¿Son sus números en las encuestas los que los asustan?

Para continuar con el análisis, debemos recordar un hecho similar que ocurrió hace un tiempo, cuando Macri acusó de populista a uno de los principales referentes de la historia del radicalismo como lo es Hipólito Yrigoyen, a lo que el radicalismo reaccionó de la misma forma que lo hizo el PRO ahora. ¿Por qué Macri puede acusar de populista a un histórico del radicalismo y un radical no puede hacer lo propio con Macri?

Por último, es menester resaltar que, en todos los videos filtrados, Manes parece haber realizado esas declaraciones de la nada, ya que se recortaron de manera conveniente. Antes de que Manes diga lo que dijo, el periodista, que se caracteriza por este tipo de acciones, con una clara vocación provocativa, le insinuó a Manes que los radicales son vistos como el “populismo light”, entre otros, por Mauricio Macri. A la hora del análisis, en medio de una situación en la que todos acusan a Manes de que sus dichos fueron premeditados, es imprudente no tener en cuenta la provocación de Majul.

De todas formas, la declaración de Manes, el político con mejor imagen en todas las encuestas, fue muy imprudente. Esto no es necesariamente algo que se pueda criticar en exceso, ya que el neurocientífico está dando sus primeros pasos en política y, al igual que por ejemplo Javier Milei, es normal ver que se cometan errores en las declaraciones. Igualmente, lo sucedido debe ser una advertencia para Facundo Manes a la hora de entender la ferocidad del sistema político a la hora de aprovecharse ante alguna declaración imprudente, para medir sus palabras, las cuales lo pueden afectar severamente si el diputado radical tiene intenciones de hacerse con la presidencia en 2023.

¿Podrá Juntos por el cambio medir sus egos y diferencias internas y diseñar un plan de gobierno para que la coalición deje de ser exitosa solo en términos electorales?

Por: Tomas Ingoglia

Continue Reading
Advertisement