Nuestra Redes Sociales

La Unión Cívica Radical es el partido más antiguo del país. En sus más de 130 años de historia, la UCR tuvo dirigentes muy importantes, y muchos de los presidentes de nuestro país pertenecían al radicalismo.

Si bien durante el siglo pasado este era un movimiento de masas y gran parte de la sociedad se sentía representada con la Unión Cívica Radical y sus valores, luego del gobierno de De La Rúa el radicalismo comenzó a seducir cada vez menos. Lo cierto es que el primer candidato radical luego del fracaso de De La Rúa fue Leopoldo Moureau, quien en 2003 sacó solo el 2,34% de los votos, lo cual convirtió su elección en el peor resultado para el partido centenario en toda su historia. En la elección del 2007, con un radicalismo dividido, tampoco se logró un buen resultado. En 2011, con la figura de Ricardo Alfonsín, solo consiguió el 11,14% de los votos, mientras que, en 2015, en una interna entre la UCR, la CC y el PRO, el candidato radical Ernesto Sanz apenas superó el 3% de los votos. En 2019, para que nos demos una idea, la UCR ni siquiera presentó candidatos y acompañó al PRO.

Este panorama, desde el 2019 hasta el 2021 cambió por completo. Luego del gobierno de Mauricio Macri, donde el radicalismo, por más que pertenecía a la coalición no tuvo protagonismo, nadie creía en el resurgimiento del partido y parecía solo un partido “para acompañar” dentro de una coalición. Aunque en las elecciones legislativas del 2021, donde el radicalismo presentó candidatos fuertes en todos los distritos, fue donde la UCR “volvió a nacer” y ahora está decidida a liderar la coalición.

Hoy en día, todos los dirigentes radicales aseguran que debe ser su partido quien lidere la coalición y sea la más protagonista en el gobierno luego del 2023, ya que el PRO ya gobernó y a su parecer, fracasó.

Es por eso que el partido centenario se está armando y esto se demostró el sábado, donde en la ciudad de La Plata, se organizó un Foro de legisladores radicales, en el que participaron más de 500 legisladores, entre ellos diputados nacionales, provinciales, concejales, consejeros escolares y autoridades del partido, para dialogar acerca de los pasos que está dando la UCR en la provincia y compartir proyectos en temas fundamentales para mejorar la gestión y que todos los distritos puedan coordinar su trabajo.

A pesar de no tener un candidato a gobernador fuerte, ya que Facundo Manes, quien idealmente era candidato a gobernador, pero peleará por la presidencia, de la mano de Maximiliano Abad, el radicalismo se fortalece en la provincia para no sólo disputársela al PRO, sino también al peronismo.

Estas acciones demuestran que el partido más antiguo de la historia argentina ya no está en sus años bajos y tiene posibilidades de liderar su coalición y ser gobierno en 2023.

Por: Tomas Ingoglia

Continue Reading
Advertisement