Nuestra Redes Sociales

 

Como lo anticipamos hace algunas semanas en un artículo titulado “Sin rumbo”, el poder ejecutivo decidió unificar los ministerios que afectan directamente a la economía y convertir al ahora ex presidente de la Cámara de diputados en un “súper ministro”, en un golpe de tablero esperado por algunos, que, sin lugar a dudas, puede cambiar el escenario que hasta ahora visualizábamos de cara al 2023.

El nuevo súper ministerio, absorverá al Ministerio de Economía, Desarrollo Productivo, y Agricultura, Ganadería y Pesca.

El comunicado oficial

¿Qué pasará con Batakis?

La ministra Batakis acababa de llegar de Estados Unidos tras presentarse como Ministra de Economía en el Fondo Monetario Internacional cuando se encontró con un escenario muy diferente al anterior a su partida.

En una clara señal de improvisación, como todas y cada una de las decisiones de este gobierno, Batakis fue despojada de su cargo tras sólo 24 días de ejercerlo. Si bien había trascendido que la ex Ministra no estaba dispuesta a continuar en un cargo inferior al de Massa, pero igualmente seguirá participando en el gobierno como presidenta del Banco Nación.

Se terminaron los guiños a Daniel Scioli

En muchos artículos anteriores hemos hablado acerca de que Scioli estaba cada vez más cerca de su candidatura presidencial luego de su desembarco en la rosada tras su aventura en Brasil, algo que parecía confirmarse con el anuncio de Silvina Batakis al mando del Ministerio de Economía ya que había sido su ministra en la gestión provincial, pero la decisión de nombrar a Sergio Massa como encargado de este súper ministerio cambia de manera radical el escenario dentro de la interna del Frente de Todos –contra todos-

Es bien sabido que la relación entre Scioli y Massa no es especialmente buena, y es por ese motivo que ninguno de los dos aceptaría estar en un cargo en el que dependa del otro. Por eso, Scioli decidió abandonar su cargo en la Casa Rosada y volver a la embajada en Brasil, donde Alberto Fernández asegura que hizo un excelente trabajo.

Este golpe de efecto deja muy mal posicionado al nuevamente Embajador en Brasil y con muy pocas posibilidades de volver a ser el candidato del peronismo, tal como lo fue en 2015.

Julián Domínguez, el último afectado por los cambios en el gabinete

Luego de las elecciones de medio término, Domínguez fue designado como Ministro de Agricultura y tras la unificación de su ministerio junto con el de economía y el de desarrollo productivo, Alberto Fernández aceptó su renuncia.

Massa recibió el apoyo de la CGT y representantes del Frente de Todos

Desde que se comenzó a especular con el desembarco de Massa en el poder ejecutivo, los mercados reaccionaron bien, los empresarios mostraron su apoyo y se reflejó en una baja del precio del dólar. Por más que el sector empresario reaccionó de buena manera, no se sabía que tan bien reaccionaría el FdT.

Un sector muy importante como la CGT, mostró, mediante un comunicado titulado “Primero la Patria” su apoyo al nuevo puesto de Sergio Massa.

Además, dirigentes importantes de la coalición se mostraron a favor de Massa súper ministro. Este es el caso de Martín Insaurralde, quien aseguró que esto le dará experiencia en gestión, vaticinando con una posible candidatura presidencial. Por su parte, Aníbal Fernández también apoyó la decisión comentando que Massa llega a oxigenar la gestión. Además, dirigentes como Santiago Cafiero, Pablo Yedlin u Omar Perotti también dieron señales de apoyo.

¿Qué dice la oposición?

Uno de los primeros opositores en aparecer tras el anuncio del nuevo puesto de Sergio Massa fue el presidente del bloque de la UCR en la Cámara de Senadores, Luis Naidenoff, quien aseguró que “Massa es Cristina” y declaró que este movimiento “marca una improvisación y el alejamiento de Alberto de la realidad cotidiana”.

A su vez, otros dirigentes como Luis Juez, Mario Negri o Felipe Miguel hablaron de “sarasa”, “improvisación” y “deriva”.

Reflexión final: ganadores y perdedores

Para cerrar, tenemos que dejar en claro cómo quedó el escenario político y quiénes son los grandes ganadores y perdedores.

Primeramente, debemos analizar cómo queda la interna Scioli – Massa. En las últimas semanas, con cada decisión que el gobierno tomaba, Scioli se veía beneficiado y más cerca de sus aspiraciones presidenciales. Como consecuencia, Massa se veía cada vez más relegado y más lejos de sus aspiraciones, que son las mismas que las de su principal competidor, Daniel Scioli.

Con la decisión de hoy, el paradigma cambió por completo y Sergio Massa es el gran ganador del día de la fecha. Por el contrario, Scioli es el gran perdedor y se vuelve a Brasil sin pena ni gloria.

Y para finalizar, como ya es costumbre, tras este movimiento Alberto Fernández es un claro perdedor, ya que, además de perder a Béliz, tuvo que ceder ante Cristina, ganadora, ya que la vicepresidenta hacía tiempo que le pedía al presidente un gran cambio de gabinete.

¿Será Massa el salvador de un gobierno que está a la deriva y se convertirá en un candidato competitivo de cara al 2023?

Por: Tomás Ingoglia

Continue Reading
Advertisement