Nuestra Redes Sociales

El sector público, como agente económico, mantiene inversiones a largo y corto plazo, en base a unos objetivos determinados ; véase reducir la desigualdad, redistribuir la riqueza o satisfacer diferentes necesidades a los ciudadanos de un país.

Este accionar de los estados es completamente normal y esta generalizado en la gran mayoría de países, en los cuales el estado mantiene un rol moderado en la economía, siendo esto una característica del capitalismo de estado al que estamos acostumbrados. Como antes mencioné las inversiones y regulaciones estatales son una actividad corriente dentro de la economía y no  generan ninguna una complicación más allá de un posible conflicto moral. El problema viene cuando se intenta mantener un estado gigante, con un gasto desenfrenado, que en la mayoría de los casos, ni siquiera cumple el propósito de satisfacer las necesidades de la población; Esto último se ve reflejado en el abrupto caso de la economía argentina.

Como antes mencioné, Argentina es un claro ejemplo de los problemas que genera un gasto público elevado; según el BM (Banco mundial) mantenemos un 7,2% del PIB en ineficiencia del gasto, del cual 4 puntos se fugan por las transferencias (el recorrido del dinero para llegar a destino), al menos 2 puntos en “contratos inflados” y alrededor de un punto del producto en lo que se denomina “masa salarial ineficiente”.

Pero el problema del gasto no solo atiende a un desconocimiento del empirismo económico, sino también a un dudoso actuar de los gobernantes, quienes lucran con el mismo, y generan una masa de cargos públicos descomunal. Para ejemplificar esto de una mejor manera voy a proponer 3 inversiones recientes que el estado ha realizado.

  • Mate

Como primer caso tenemos el anuncio del gobierno de comprar yerba mate, con el fin de atender las necesidades de los mas vulnerables, asumiendo un gasto de unos 643 millones y cito “Apruébese la Licitación Pública N° 95-0072-LPU21 del Ministerio de Desarrollo Social, con el objeto de lograr la adquisición de yerba mate elaborada con palo para atender a la población en situación de vulnerabilidad, solicitada por la Dirección Nacional de Seguridad Alimentaria del citado Ministerio”.

  • Bono cárnico

Como segundo caso tenemos las declaraciones que dio el intendente de Chamical (La rioja) en el que planteo llevar adelante una iniciativa que consiste en entregar 3kg de carne a todos los empleados del municipio. Según un cálculo de Infobae, esto significa que el municipio gastará alrededor de $4.500.000 en carne para repartir.

  • PAMI y las mujeres

Como último caso el nuevo anuncio del PAMI, en el que afirman que las trabajadoras del organismo recibirán un incremento de $6.000 mensuales por el hecho de ser mujeres. La titular del organismo Luana Volnovich dio una serie de declaraciones acerca del tema y cito  “El aumento será un reconocimiento para todas las mujeres que en la mayoría de los casos hacen doble jornada cuidando a los chicos o adultos mayores. Investigando los salarios dentro del PAMI descubrimos que los varones ganan más en promedio que las mujeres y esto es un intento de revertir esa situación”.

Ya planteados estos tres casos y analizándolos, podemos inferir que en todos se mantiene como característica común el desinterés por las verdaderas necesidades del argentino promedio y mayor aun por las necesidades de una clase media en declive y una clase baja ya en un pozo sin fondo.

Finalizando este articulo y como conclusión, podemos afirmar que el ritmo de ineficiencia de Argentina es absolutamente insostenible en el largo plazo, siendo la única posibilidad el migrar hacia un modelo económico mas estable y con una planificación presupuestaria más acorde a nuestras necesidades; pero esto seguirá siendo utópico, siempre y cuando, continue la matriz de corrupción en la que ha estado sumido nuestro país durante tanto tiempo.

Por: Luciano Musso

Continue Reading
Advertisement