Nuestra Redes Sociales

Desde 1966, se celebra este día todos los 8 de septiembre alrededor del mundo para recordar la importancia de la alfabetización, ya que es un derecho humano y representa un significativo avance en las sociedades para crear comunidades más instruidas y sostenibles.

El objetivo de este día es evaluar cómo han mejorado las tasas de alfabetización. Al principio, solamente se evaluaba la cantidad de gente que sabía leer y escribir, pero, desde 2017, se empezó a tener en cuenta la alfabetización virtual, que consiste en la capacidad que tienen las personas para entender y manejar las tecnologías actuales (internet).

Cada año se le asigna a este día diferentes lemas:

En 2021 fue: “Alfabetización para una recuperación centrada en las personas: reducir la brecha digital”.

Debido a la pandemia por COVID-19, se tuvieron que suspender las clases presenciales, haciendo que el sistema educativo se apoye en las nuevas tecnologías, dejando a la vista las desigualdades sociales ya que el acceso a ellas no es el mismo para todos los estudiantes.

El lema de 2022 es: “Transformar los espacios de aprendizaje de la alfabetización”.

Se trata de replantearnos si los espacios de aprendizaje son aptos, cómodos, igualitarios e inclusivos.

La alfabetización es esencial para todo ser humano debido a que nos permite romper barreras en la comunicación y en el aprendizaje y nos amplía la visión sobre determinados asuntos que acontecen en el mundo, además del gran aporte que genera en el desarrollo y crecimiento de las personas.

La alfabetización nos ayuda a ser más autosuficientes y nos permite interiorizarnos en el mercado laboral o la economía en general. Alguien que cuente con las capacidades básicas de leer, escribir e interpretar y sepa, además, dar buen uso a la tecnología, puede lograr su independencia económica.

Aunque en algunos países tercermundistas todavía predomina el analfabetismo, organizaciones no gubernamentales como la UNESCO (Organización de las Naciones Unidas para la Educación, Ciencia y Cultura), la cual está conformada por la unión de 44 países, buscan la implementación de la solidaridad intelectual y moral de la humanidad.

Alfabetización en la Argentina:

El primer censo que se realizó en la Argentina fue impulsado en 1869 por Domingo Faustino Sarmiento, en el cual se registró una población de 1.830.214 y un 75% de ANALFABETISMO.

En la tasa de alfabetización que realizó la UNESCO en 2018, Argentina se posicionó en el puesto 28 de los países con mayor porcentaje, obteniendo un 99%.

Pasos para la alfabetización:

Para empezar a alfabetizar una comunidad, primero se debe estudiar el contexto en el que viven para determinar el vocabulario común y los problemas que enfrentan. Para conseguir esta información, se realizan charlas informales. Luego, se registra el lenguaje y palabras utilizadas por estas personas y, entre ellas, se escogen las que tengan mayor sentido existencial y/o que tengan cierta importancia en la comunidad. Al final de este desarrollo, comienza el verdadero proceso de alfabetización: se crean sesiones motivacionales, en las que se presentan gráficos sin palabras y se incorporan tarjetas con la descomposición de palabras, además de tarjetas que pintan situaciones relacionadas con esas palabras.

Por: Rafaella Petacci

Continue Reading
Advertisement