Nuestra Redes Sociales

Las criptomonedas son una revolución tanto física como digital. Sus apariciones conformaron un cambio de paradigma, entre lo que estaba y lo que ahora está, lo que se pensaba y lo que se piensa.

Estas no son más que criptoactivos, es decir un activo único con características únicas: transacciones locales, naciones e internacionales casi instantáneas entre dos personas, sin riesgos de 3ros y sin derecho a admisión ni a confiscación, con copias de seguridad y con una cantidad limitada. Todas se manejan a través de la arquitectura Blockchain (cadena de bloques) que es un sistema descentralizado (distribuido), global, veloz, transparente, de consenso, inmutable y sin intermediarios.

Ahora, existen diferentes versiones de este sistema. El Blockchain 1.0 es el que hablamos y el que utiliza Bitcoin (BTC). El Blockchain 2.0 surge a través de la red de Ethereum e incorpora el Smart contract (contrato inteligente). Luego con Cardano, Zilliqa y Eos tenemos el Blockchain 3.0 que además de todo esto, busca escalabilidad, mayor número de operaciones por segundo. Y así sucesivamente. Cada moneda es específica y ofrece servicios distintos.

La tecnología Crypto es real y debemos apostar por ella, por este nuevo mundo. El futuro está delante nuestro, una nueva forma de organizarnos, de movernos. Una economía totalmente fuera de nuestras ideas. Y debemos estar preparados, para que no nos atropelle. Por esto afirmo que esto se debería tratar tanto en las secundarias como en las facultades y universidades. Por más que el principio básico es compra y venta, ahorro-inversión-gasto, es más que eso, pero no nos debemos dejar intimidar. Evolucionemos y cambiemos el sistema.

“Bitcoin es un increíble logro criptográfico y la habilidad de crear algo que no se puede duplicar en el mundo digital tiene un valor enorme”, afirma Eric Schmidt, presidente ejecutivo de google.

Por: Lucio Anzelin

Continue Reading
Advertisement