Nuestra Redes Sociales

El pasado jueves, mientras se realizaba una movilización por parte de las agrupaciones piqueteras, un hombre intentó cruzar en auto por el medio de la Avenida Nueve de Julio, que se encontraba cortada por las mismas, cosa que no terminó bien para nadie.

Como previamente se introdujo, un hombre de 33 años se rehusó a alargar su recorrido en auto y decidió ignorar los límites puestos por la policía, quienes se encontraban desviando todo tipo de transporte.

El mismo fue detenido, esposado y trasladado a la comisaría por oficiales de la Policía de la Ciudad, acusado contra resistencia de la autoridad tras haber discutido con los mismos y negarse a desviar su camino. Cabe destacar que, tras la viralización de la situación, las autoridades porteñas anunciaron que iniciarán un sumario y desplazaron al comisario a cargo del operativo.

La reacción negativa en redes sociales ante el accionar de la Policía derivó en que, dos horas después del hecho, el ministro de Justicia y Seguridad porteño, Marcelo D’Alessandro, debiera aclarar la situación. Así, anunció que se iniciaría una investigación por el accionar de los uniformados: “Yo no pongo excusas ni peros; vamos a iniciar un sumario administrativo al comisario responsable de ésto. Si no está capacitado para resolver una situación profesionalmente, no puede seguir siendo parte de la Policía de la Ciudad”. Además, agregó que: “En un país en el que uno de cada dos chicos es pobre, la inflación corre hacia las tres cifras y las familias sufren lo que sufren, las fuerzas de seguridad tienen que tener un comportamiento ejemplar. Acá no hay discusión”. Por último, sentenció el accionar del policía argumentando: “Podremos debatir sobre cómo resolver un piquete; tendremos distintos puntos de vista sobre cómo garantizar simultáneamente los derechos a manifestarse y a circular; pero lo que pasó hoy, es inaceptable”.

La ineptitud proveniente de varios sectores de los actuales mandatarios ya es costumbre, pero cuando se trata de quienes deben garantizar no sólo nuestra integridad, sino también nuestra libertad, la tolerancia ante ésto debe ser menor a 0. Afortunadamente, lo que ocurrió el jueves terminó como había de, y ojalá que lo ocurrido quede como un archivo en forma de recuerdo para aquellos que quieran interponerse sobre otros.

Por: Ulises Llover

Continue Reading
Advertisement